martes, 6 de septiembre de 2011

Amigo secreto



Creo que todos en algún momento de la vida hemos jugado y sufrido con el dichoso juego que por esta temporada se pone tan de moda en colegios, oficinas, universidades y grupos de amigos: el amigo secreto. 

Para quien no lo conozca es muy sencillo: los participantes sacan al azar el nombre de alguno de los que esté jugando; se supone que durante lo que dure el juego tenés que darle a ese alguien un dulce (esto es opcional) y el día de entrega de los regalos, das un detalle. Previamente se han establecido unos topes, que el regalo no cueste más de X cantidad, entre otras cosas.

El detalle es que: todos hemos "sufrido" con ese juego. Algunos no reciben un sólo dulce en lo que dura el juego; otros reciben algo que no les gusta; otros regalan algo fino mientras que a cambio reciben algo de poco valor. La dinámica de juego hace que sean diversas las cosas que pueden pasar.

Recuerdo que en el colegio, mi mejor amigo me sacó, de 50 y algo de posibilidades me sacó a mí. Obviamente que yo no sabía, no me da por enterado que él era mi amigo secreto. Y una tarde, en la que estábamos todos conversando yo dije en broma "a mí me parece un buen regalo una bolsa de detergente, así tengo con qué lavar la ropa un par de días". El día de la entrega de regalos, mi mejor amigo, con su mejor cara de troll me entregó una bolsa de detergente delante de todo el salón de clases...

Por fortuna, la dichosa bolsa de detergente era sólo el empaque, dentro venía una camiseta.

También debo aclarar que hubo otros en peor situación que yo. Algunos gastaron una buena suma de dinero comprando un regalo, para recibir un portaretratos o un reloj despertador.

Por eso, quienes vayan a jugar (o estén ya jugando) al amigo secreto, mejor que piensen antes de decir que les gustaría. y sobre todo, antes de invertir una jugosa suma de dinero comprando el regalo, piensen que no necesariamente quien los sacó a ustedes tiene la misma intención de gastar TODO ese dinero. Soldado avisado no muere en guerra.




2 comentarios:

ave de estinfalo dijo...

si ya se.... una vez a mi me dieron una goma (una goma!! un cochino borrador barato) y yo regalé un pollito de peluche que caminaba (T__T)

desde ese dia... no he vuelto a jugar al amigo secreto

u___U

Shakadesu dijo...

Pues dejame decirte que ese regalo que te dieron... u_u'