viernes, 28 de diciembre de 2007

Hipocresia de fin de año

Podrán decir que soy antipatico, amargado y hasta incluso, odioso. Pero si hay algo que detesto de las fiestas y celebraciones de fin de año es la hipocresia que demuestra la gente en los primeros segundos de año nuevo.

Sí, me molesta que venga esa vecina que durante los meses anteriores estuvo pendiente de todo lo que uno hacía, de donde venía, a qué hora llegaba, quién lo visitaba a uno y que luego, en esa especie de blog (para ir entrando en onda) popular que es el chisme, lo contaba todo con pelos y señales añadiendo detalles de más.

Me molesta que venga ese vecino que nunca me saludó en todo el año, que nunca pudo ser amable y que esa madrugada del 1 de enero viene sonriente a desearte éxitos en tu vida, a darte un abrazo y a brindarte una copa de su aguardiente.

La noche del 31 de diciembre es la única fecha del año donde se está permitido ser hipocrita. Ahora sí pueden decirme amargado porque sólo acostumbro a desearle éxitos y bienestar a la gente que estimo, que quiero y llevo en mi corazón. A los demás, a esos que en el todo año se creyeron de mejor estrato que yo, esos se pueden quedar en la inmunda, en la inopia.

2 comentarios:

Margarita dijo...

weno, aki pasando a leer y a ser el primer comentario de mushos en demasia.. y weno es cierto ke la hipocresia se da en bandejas llenas el 31, aunk si bien me lo permites, tambien sucede lo mismo el dia de la madre, del padre..! es k si hay buenas madres tambien hay las malas, y mira k no me kejo, pero hay unas k hasta t mandar a la chin... pero ese dia si.. todo es "perfecto" y todas las madres son perfectas.. pa k andar con caretas.. si en todo el año no le damos ni un triste halago por tanto esfuerzo XD jaja.. ok ok.. sabes? t deseo todo el exito del mundo.. no te invito de mi aguardiente xk no.. no se me da la gana.. XD t kiero musho didi

El Mantra dijo...

!!!