viernes, 13 de noviembre de 2009

La Herencia de los padres II


Esta semana confirmé que sí, que somos el reflejo de lo que nuestros padres son.

Por esta semana mi mamá tuvo un trabajo temporal de noche y mi hermana de 16 años de alguna manera quedó como encargada de la casa. Es decir, labores de mamá. ¿Por qué? Lejos de esgrimir excusas como el machismo y la subyugación de las mujeres en el hogar, todos en mi familia trabajamos y mantenemos fuera todo el día. Como resultado mi papá, mi hermano de 22 y yo llegamos tarde en la noche y como mi hermana ha estado toda la tarde en la casa pues ella ha hecho la comida.

En las mañanas todos nos levantamos muy temprano para irnos a nuestras respectivas vidas cotidianas: trabajo, estudio, según lo que hagamos. El hecho es que la primera mañana me sorprendí cuando mi hermana me despierta de la misma forma que me despierta mi mamá cuando me levanto tarde: "Diego Alejandro levantese que ya le cogió la tarde, ya son más de las 6, es que no piensa ir a trabajar o qué, es la última vez que le digo!".

No contenta con eso, me habla de la misma forma, con las mismas palabras con que ella me habla. Va la madre pero mi hermana es igual a mi mamá.

Sé que la imagen no guarda relación con el contenido, pero como no encontré nada más qué poner... Tomada de este sitio al cual le debo dar las gracias a La Maga por recomendarlo

3 comentarios:

Maga dijo...

<3

jejejeje

Anónimo dijo...

Sólo me imagino la escena!!! y vos como q WTF!jajajajaja!

Int.

El que siempre va dijo...

Menos mal no se peració a vos. Saludos!!!