jueves, 12 de marzo de 2015

Un helado en sueños



Ella soñó que se encontraban en esa ciudad (donde ya no vivía) y él la invitaba a helado. Él, mientras soñaba despierto camino al trabajo, pensaba que la próxima vez que la viera le gustaría compartir un helado. Así se fueron encontrando, en sueños, dormidos, con los ojos abiertos, porque la vida es así, porque en sueños es el único modo que tienen  para verse.

2 comentarios:

Andrea de Beauvoir dijo...

Me encanta. Son cosas que hacen sonreír.

Nefer Munguia dijo...

Me gustó porque me ha pasado, más veces de las que quisiera, en realidad quisiera que ese tiempo se tuviera en los momentos cuando estoy despierta pero al parecer hay cosas que funcionan mejor en sueños

saludos!